Plantas y humedad ambiental: 7 formas de aumentarla

En ocasiones nuestras plantas sufren por un ambiente demasiado seco a su alrededor, esto es algo muy habitual cuando tenemos plantas en casa. Los sistemas de calefacción pueden secar en exceso el aire de nuestro hogar, por ello es bueno conocer algunas formas de aumentar la humedad ambiental en torno a nuestras plantas de interior. Hoy trataremos un tema tan importante como las plantas y humedad ambiental: 7 formas de aumentarla.

Especialmente aquellas especies de tipo tropical, como el Spathiphyllum, la Alocasia, la Planta araña (Cinta), … disfrutarán de cierto grado de humedad en el ambiente para un crecimiento saludable. La humedad ideal para la mayoría de plantas de interior se sitúa entre el 40 – 60%. Puedes averiguar el nivel de humedad en tu hogar por medio de un higrómetro. Si no tienes uno, existen opciones muy económicas a la venta que te ayudarán a orientarte de forma bastante precisa. Sin embargo, si no quieres comprar un higrómetro, también puedes observar tus plantas con detalle en busca de síntomas de baja humedad.

Algunos signos de la falta de humedad en nuestras plantas pueden incluir:

  • Bordes o puntas de las hojas secos
  • Hojas secas y amarillentas
  • Marchitamiento y/o caída de las hojas
aumentar humedad plantas
Plantas y humedad ambiental: 7 formas de aumentarla

Formas de aumentar la humedad para tus plantas de interior

Existen muchas formas para incrementar la humedad ambiental de nuestras plantas, algunas realmente sencillas y efectivas. Puedes utilizar cualquiera de las siguientes opciones para aumentar la humedad:

1. Pulveriza tus plantas

humedad ambiental plantas de interior
Formas de aumentar la humedad: Pulveriza tus plantas

Utiliza una botella tipo spray o pulverizador. Rellénala de agua tibia (preferiblemente filtrada) y rocía las plantas por la mañana para que las hojas puedan secarse durante el día. Pulveriza todas las hojas de la planta de forma que parezca el rocío de la mañana. Algunas plantas se pueden pulverizar a diario, otras solo lo necesitarán un par de veces por semana.

2. Plato con agua y guijarros

Coloca un plato o bandeja con pequeños guijarros y llénalo de agua sin llegar a cubrirlos del todo. El objetivo es que los guijarros sostengan la maceta de modo que la tierra y las raíces no estén en contacto directo con el agua. A medida que el agua se vaya evaporando aumentará la humedad alrededor de la planta.

3. Agrupa tus plantas

La transpiración es un fenómeno por el cual la plantas liberan agua en forma de vapor a través de sus hojas. Al agrupar las plantas, crearemos un microclima húmedo a su alrededor del que se beneficiarán todas ellas. Lo ideal es juntar plantas con necesidades de humedad similares.

4. Coloca las plantas en el baño o en la cocina

dónde colocar las plantas para aumentar la humedad

Las habitaciones más húmedas de la casa, como el baño, la cocina o la habitación de la colada, son ubicaciones excelentes para tus plantas tropicales. El vapor de la ducha, una olla hirviendo, el lavavajillas, la ropa mojada, etc… pueden aportar a tus plantas de interior un extra de humedad que sin duda agradecerán.

5. Dales una ducha

Dale a tus plantas duchas regulares con agua tibia. No solo disfrutarán de un plus de humedad adicional, sino que también limpiaremos el polvo de las hojas en profundidad y con esto prevendremos la formación de plagas.

6. Utiliza un humidificador

Probablemente sea la mejor alternativa para incrementar la humedad en interiores. Así como otros métodos para aumentar la humedad funcionan solo durante un periodo de tiempo corto, un humidificador es una de las opciones más efectivas para aportar humedad a tus plantas de forma prolongada. Tanto por su intensidad de humidificación como por su capacidad para permanecer encendido durante horas, el uso de un humidificador puede ser enormemente beneficioso para algunas de las más populares plantas de interior.

7. Cultiva tus plantas en ambientes cerrados

humedad plantas tropicales

Mantén tus plantas en ecosistemas cerrados, como terrarios o mini invernaderos, en donde la humedad producida por las plantas durante la transpiración se acumule en las paredes de dicho hábitat. Este fenómeno proporcionará un nivel de humedad bastante alto para las plantas. Por esta razón habrá que escoger cuidadosamente el tipo de especies que introducimos dentro, ya que no todas se sentirán cómodas en un ambiente tan húmedo. La Fittonia es una de las plantas más adaptables a este medio.

Si te ha gustado comparte y ayúdame a llegar a más gente
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Share on Whatsapp
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.