InicioPlantas colgantes

Plantas colgantes

Fichas de plantas colgantes y trepadoras

Las plantas colgantes no poseen tallos erguidos, por lo que no pueden sostenerse por sí mismas y tienden a crecer a ras del suelo o trepando por superficies como árboles o muros. Es así, por ejemplo, en el caso de la hiedra o el potos en su hábitat natural.

Si estás cansad@ de mirar las mismas cuatro paredes o ese balcón triste y aburrido, llevar plantas colgantes a tu hogar es una forma muy fácil de renovar y alegrar tu espacio. 

Además, los estudios han demostrado que las plantas pueden ayudar a disminuir el estrés y reducir los contaminantes del aire. 

plantas colgantes interior

Plantas colgantes de interior

Las plantas de interior colgantes son perfectas para decorar nuestra casa, no sólo por su porte y belleza, sino también por ayudarnos a ahorrar espacio. Quedarán genial tanto en macetas colgantes como situadas en cualquier estantería o lugar de cierta altura.

No hay duda de que este tipo de plantas hacen que un espacio, sin importar el tamaño o el aspecto, sea más alegre y acogedor.

Las plantas de porte colgante también son una opción muy útil en el caso de tener mascotas a las que les guste mordisquear las plantas de interior o niños pequeños que juegan con todo lo que tienen a su alcance.

Plantas colgantes de poca luz

Aquí te muestro mi top 7 de plantas colgantes de interior para habitaciones con poca luz, muy fáciles de cuidar y duraderas. Sin embargo, como sabes, no existe ninguna planta que pueda vivir en la oscuridad. Tendrás que proporcionarle unas horas de luz al día (ya sea natural o artificial) si quieres que sobreviva y se mantenga saludable. Recuerda que en condiciones de poca luz, se requiere de poco riego. Antes de regar comprueba siempre que el sustrato esté prácticamente seco para evitar el encharcamiento.

#1 Pothos (Epipremnum aureum) 

El poto, potos o potus, es un planta de interior que prácticamente lo resiste todo. He tenido potos en habitaciones en las que entraba muy poca luz en invierno y se han mantenido sorprendentemente bien. Además, sus largas enredaderas la hacen perfecta para decorar cualquier zona de la casa.

#2 Scindapsus pictus (Potos plateado) 

Es una planta con un colorido espectacular. Sus hojas verdes con tonalidades plateadas la hacen muy interesante como planta ornamental. Al igual que el potos común, esta planta es increíblemente adaptable a situaciones de poca luz. En general, le bastará con la luz suave que entre a través de una cortina.

#3 Philodendron Hederaceum 

El Filodendro hederaceum (incluidas las variedades BrasilPhilodendron Micans) es una de las plantas menos exigentes que te podrás encontrar. Pocas plantas son tan fáciles de cuidar y tan agradecidas como este tipo de Philodendron. No solo requiere de poca atención y poca iluminación, sino que además es una preciosidad como planta colgante. Sin duda, una de mis plantas de interior favoritas.

#4 Singonio (Cabeza de flecha) 

El Singonio o Syngonium también puede mantenerse como planta colgante. Esta planta prefiere luz indirecta brillante pero también puede tolerar condiciones de luz más bajas (aunque es verdad que su crecimiento será bastante más lento, como le ocurrirá a todas en general). Es una planta muy decorativa, con múltiples variedades cada cual más bella.

#5 Planta araña (Cinta) 

La Cinta es una de las plantas de interior más populares y es habitual encontrarla en todo tipo de viviendas por su fácil cuidado y bajos requerimientos. Sus largas hojas arqueadas y las pequeñas plántulas que brotan en los ejemplares más adultos, la hacen muy decorativa. Es una planta que puede adaptarse muy bien a habitaciones poco luminosas. 

#6 Rhaphidophora Tetrasperma (Monstera Mínima) 

Desde hace algunos años tengo esta planta en casa a la que dediqué una de las primeras entradas que escribí en el blog. La R. Tetrasperma es una planta trepadora que también puede mantenerse como planta colgante. Es una planta súper agradecida y tiene un alto índice de tolerancia a las condiciones de luz bajas. Puede incluso llegar a crecer con una buena luz artificial.

#7 Hiedra (Hedera Helix) 

La hiedra tolera la luz baja, aunque como todas las demás, prefiere un iluminación indirecta brillante para poder crecer y mantener el brillo de sus hojas. Las hojas variegadas pueden perder su tonalidad y volverse más verdes en condiciones de poca luz. Aún así, la hiedra es una planta muy tolerante con la baja iluminación. Eso sí, es imprescindible no pasarse con el riego.