Howea Forsteriana (Kentia, Palma del paraíso)

palma del paraiso cuidados

La Howea Forsteriana, también conocida como Palma Kentia o Palma del paraíso, es originaria de la isla Lord Howe en el este de Australia. Esta palmera es una planta elegante y muy popular para mantener en interiores, aunque también es apta para exterior. Es una de las grandes favoritas de todos los tiempos para decoración de interiores y paisajismo debido a su apariencia tropical y bajo mantenimiento. En exterior se desarrollará sin problemas tanto a la sombra como a pleno sol en climas templados, cálidos o subtropicales (hasta -4º C).

Las plantas del género Arecaceae, como la Howea Forsteriana o Palma Kentia, no son tóxicas ni suponen un riesgo para los animales. Sin embargo, a los gatos pueden provocarles cierta indigestión si las mordisquean.

Cuidados de la Howea Forsteriana (Kentia)

Nivel de dificultad

Fácil.

Riego

Debe mantenerse la tierra ligeramente húmeda. Regar cuando la superficie esté bien seca. Hacerlo con cuidado para que la maceta no se encharque. La Kentia soporta bastante bien la sequía pero no tanto el exceso de agua.

Iluminación

Prefiere la luz indirecta media – alta, pero se puede llegar a habituar a una luz media – baja. En interior se puede ubicar cerca de una ventana. La luz solar directa quemará sus hojas, tan solo los ejemplares más adultos la soportarán.

Temperatura

Como cualquier planta tropical, prefiere temperaturas cálidas o templadas, aunque pueden soportar hasta -4º C. Lo ideal es mantenerla en ambientes superiores a los 10º C.

Humedad

Requiere de bastante humedad. En espacios muy secos o en verano, pulverizar al menos un par de veces a la semana para que se sienta fresca.

howea kentia
Kentia. Palma del paraíso.

Sustrato 

No son plantas particularmente exigentes con el sustrato. Pueden adaptarse a una variedad de mezclas, sin embargo, es importante que la mezcla elegida tenga un buen drenaje ya que la palma Kentia es muy susceptible a la pudrición de la raíz. Si se planta en una maceta sin agujero de drenaje (no recomendable), se debe poner gravilla en el fondo.

Abono

Fertilizar una vez al mes, en primavera y verano, con un fertilizante para plantas verdes para fomentar su crecimiento y buena salud.

Propagación

Por lo general, la mejor manera de conseguir una nueva Kentia es a partir de semillas.

Si te ha gustado comparte y ayúdame a llegar a más gente
Share on Facebook
Facebook
Pin on Pinterest
Pinterest
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Email this to someone
email
Share on Whatsapp
Whatsapp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.