Cuidados de la orquídea en casa [Guía completa]

La Orquídea es una popular planta con flor de la familia Orchidaceae. Existen numerosas especies, algunas de las más populares son las del género Phalaenopsis. Descubre cuáles son los cuidados de la orquídea en casa para lograr que florezca y se mantenga saludable durante todo el año.

Las Orquídeas son plantas de interior muy elegantes y decorativas. Destacan especialmente por sus hermosas flores de diferentes colores, cada cual con su significado particular. Esta planta es perfecta para regalar el día de la madre o tener un bonito detalle con alguien especial en cualquier época del año.

cuidados orquídea phalaenopsis
Orquídea Phalaenopsis

Suelen tener al menos dos varas florales, aunque también podemos encontrarlas con una sola vara o con muchas más. Presentan distintos colores, el más habitual suele ser el blanco, pero pueden verse en variedad de tonos como el rosa, el morado, el amarillo, etc. También existen otros colores conseguidos de forma artificial por medio de tintes especiales.

Antes de comprar un orquídea, es importante fijarnos en el estado de sus raíces. Unas raíces sanas tendrán un color verde intenso. Si por el contrario presentan un tono marrón oscuro o negruzco, es mejor no comprarlas.

Sigue leyendo este artículo para conocer todos los secretos sobre el cuidado de las orquídeas, tanto si eres principiante como si ya tienes orquídeas en casa, seguro que esta guía te podrá ser de utilidad.

¿Cuál es la mejor maceta para una orquídea?

Si se utiliza una maceta común, se corre el riesgo de que las raíces se pudran o se vean afectadas por enfermedades fúngicas.

La mejor maceta para una orquídea es transparente y con agujeros de drenaje. Esto se debe principalmente a que este tipo de macetas proporcionan una buena visibilidad para comprobar el estado en el que se encuentran tanto el medio de cultivo, como las raíces. De esta forma, podremos verificar con mayor fiabilidad si nuestra planta necesita ser regada.

Por otro lado, los agujeros de drenaje permiten una correcta circulación del aire y evitan la acumulación de agua en la maceta, la cual podría dañar las raíces de nuestra orquídea.

Estéticamente, estas macetas pueden resultar algo aburridas, pero siempre podemos colocarlas dentro de otros bonitos maceteros de colores y materiales diversos. Además, también existen modelos especialmente pensados para orquídeas muy decorativos y originales.

orquidea cuidados
Orquídea en maceta de elho «vibes fold orchid»

Orquídea: riego y cuidados en casa

Es importante conocer algunos consejos clave en el cuidado de nuestra orquídea en casa, especialmente si queremos evitar cometer errores que puedan poner en riesgo su salud y floración.

Cómo regar una orquídea

Este tal vez sea el aspecto más importante en el cuidado de este tipo de plantas: las orquídeas son muy sensibles al exceso de riego, sobre todo en interiores. La mayoría de orquídeas en manos de principiantes mueren por este motivo, así que este es un punto al que debemos poner especial atención.

A la hora de regar, puedes hacerlo de la forma habitual o por inmersión. Personalmente recomiendo esta última modalidad de riego. Coloca la maceta en un recipiente con agua unos 5 o 10 minutos. Después no olvides escurrir bien toda el agua sobrante y no dejar agua acumulada bajo la maceta en platos o maceteros adicionales. Sus raíces nunca deben permanecer encharcadas, recuerda que las orquídeas son muy propensas a pudrirse.

Si decides regar por el método convencional (de arriba hacia abajo), asegúrate de que el agua fluya sobre las raíces para que puedan hidratarse bien. Además, es importante favorecer el drenaje de la maceta y comprobar que no quede agua sobre las hojas de la planta.

Es preferible evitar el agua de grifo, pero si no tienes otra posibilidad, déjala reposar al menos unas horas para que el cloro se evapore.

Cada cuánto regar una orquídea

La frecuencia de riego de nuestra orquídea dependerá de la época del año y del clima de cada zona. En general cuanta más luz y calor, más regular será el riego. Una buena forma de saber con seguridad si la planta necesita agua, es fijarnos en sus raíces; si no están tan verdes y tiran un poco a blanquecinas o plateadas, será hora de regar. Sin embargo, si todavía se ven muy verdes, será mejor esperar un poco más.

Humedad

La orquídea necesita una humedad alta, alrededor de un 50%. Puedes pulverizar las hojas de tu orquídea (nunca mojes las flores, pues se estropearían) durante los meses más cálidos, siempre que haya una buena ventilación. Otra opción para aumentar la humedad es utilizar un humidificador.

Luz y temperatura

En general es importante elegir un lugar bien iluminado y sin sol directo para evitar daños en las flores. La ubicación debe ser estable y bien ventilada, pero sin corrientes de aire ni cambios bruscos de temperatura. Lo ideal sería una habitación con mucha luz natural, como puede ser un salón o sala de estar.

La temperatura ideal se sitúa entre los 15 – 25 ºC.

Sustrato para orquídeas

Si bien las orquídeas son plantas tropicales, la mayoría no crecen en el suelo en su hábitat natural. Por esta razón no es nada recomendable utilizar con ellas un sustrato normal para plantas de interior, ya que podría matarlas fácilmente.

La orquídea necesita un sustrato especial que no tiene mucho que ver con el de otras plantas. Se trata de un medio que facilita la aireación radicular por medio de elementos como la corteza de pino, la fibra de coco, el musgo o la arcilla expandida, entre otros.

Es conveniente cambiar el sustrato cada uno o dos años, sin embargo, nunca debemos hacerlo cuando la planta todavía está en flor, ya que podríamos provocarle un estrés innecesario y la consiguiente caída de las flores.

Reproducción

Existen dos formas de reproducir las orquídeas, la primera es por división y la segunda es por semilla, siendo la primera de ellas la más fácil y rápida de conseguirlo.

Cómo hacer florecer orquídeas en casa

El cuidado de una orquídea después de su floración es básicamente el mismo que en cualquier otra época del año, sin embargo, existen algunos consejos a tener en cuenta si queremos que nuestra orquídea vuelva a florecer. Aquí veremos algunos consejos útiles de la orquídea y sus cuidados cuando caen las flores:

1. Ten paciencia

En primer lugar, no te desesperes si ves que tu orquídea no presenta flores por un tiempo. Si tienes paciencia y sigues todos los consejos de este post, volverás a ver tu planta llena de flores muy pronto.

2. Corta la vara floral

Aunque las orquídeas no necesitan ser podadas regularmente, puede ser beneficioso cortar la vara floral cuando caen todas las flores para incentivar una nueva floración. Se recomienda cortar la vara desde la base, con unas tijeras desinfectadas con alcohol.

3. Trasplanta

Este es el mejor momento para realizar un trasplante, ya que no se recomienda hacerlo cuando la planta está en flor. Aprovecha ahora para renovar el sustrato o incluso para dividir la planta si planeas reproducirla.

4. Fertiliza

La fertilización es muy importante en el caso de las orquídeas, ya que no pueden absorber muchos nutrientes a través del sustrato. Por eso es importante proporcionarles una buena nutrición adicional. Los fertilizantes especiales para orquídeas son ideales para este fin. En general, las orquídeas se fertilizan cada una o dos semanas en los meses más cálidos y cada 2 o 3 semanas en los meses fríos.

5. Proporciona la luz adecuada

Cuando cultivamos orquídeas en casa puede ser complicado proporcionar toda la luz que la planta necesita, pero este es un aspecto muy importante para que la floración pueda producirse. La mejor ubicación para una orquídea es una habitación muy luminosa donde reciba luz solar indirecta, por ejemplo, filtrada a través de una cortina.

6. Vigila y trata las plagas

Si bien las orquídeas son plantas relativamente saludables, no están exentas de experimentar ataques indeseados de pulgones, cochinillas o ácaros, entre otros. Por ello es muy importante prevenir, examinando las hojas y flores de tu planta regularmente. Si identificas el comienzo de una plaga, trata lo antes posible tu orquídea para atajar el problema y no dejar que se complique demasiado.


Espero que esta guía de cuidados de la orquídea en casa te ayude a resolver algunas dudas sobre su cultivo. Como ves esta planta puede ser algo delicada, sobre todo a la hora de regar, pero siguiendo estos consejos prácticos y proporcionando a tu orquídea la luz y los nutrientes necesarios, podrás disfrutar de su belleza y floración durante mucho tiempo.

Si te ha gustado, comparte:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio